¿Cómo retomar adecuados hábitos alimentarios luego de los excesos vacacionales?

Es común retornar a casa luego de las vacaciones con unos cuantos kilitos de más, gracias a los excesos que cometemos durante este periodo del año,  chucherias, refrescos, frituras en el desayuno, parrillas y mucho pan entre otros.

Durante estos meses es común olvidarnos de las frutas y vegetales, pero con ello también vienen otros males tales como vientre abultado, constipación y/o estreñimiento y los kilitos de más que nos molestan una vez llegamos a casa y retornamos a nuestras labores diarias.

Para comenzar es importante que tengamos en cuenta que cuando engordamos no lo hacemos de la noche a la mañana siguiente y por lo tanto, no podemos pretender perderlos de igual manera, ya que podemos perjudicar el adecuado funcionamiento de nuestro organismo, además de favorecer el efecto yoyo o rebote, el cual aparece una vez que perdido el peso deseado y retornamos a nuestros hábitos alimentario rutinarios.

Lo ideal es no adoptar de un día a otro nuevos hábitos alimentarios, por el contrario se debe retomar los hábitos saludables de manera gradual, fijando horarios para las comidas y adecuando los tipos de preparaciones, dejando de lado las frituras y los guisos con exceso de grasa.

Se puede iniciar por ejemplo eliminando los refrescos y el exceso de azúcar del café y jugos naturales en caso de colocarles, sustituyéndolos por la fruta entera e infusiones saludables, aunque si bien el café no es dañino para el organismo, consumirlo en exceso durante el día puede generar de manera adversa stress y por ende ansiedad pudiendo sabotear inconscientemente nuestra ingesta.

Otro truco es ir a hacer las compras cuando esté calmado y no tenga hambre, ya que de lo contrario es muy fácil desviar nuestra atención en alimentos poco nutritivos, mermando nuestro presupuesto de compra y contribuyendo además a sucumbir en cualquier momento al consumo de los mismos estando en casa o en el carro.

Si trabaja lo ideal es que lleve la comida desde casa, ya que la elaborada en locales o comprada lista para calentar, por más sana que aparente ser, suele tener exceso de sal, aceite y azúcar, a fin de estimular en exeso nuestras papilas gustativas y provocar adicción por los mismos; es por ello que se recomienda prepararlos en casa de manera saludable, en forma variada, sin excesos y adaptado a sus gustos.

Tenga consigo en la oficina o en la cartera un poco de frutos secos, para esos ataques incontrolables de hambre en los que terminamos comiendo chuchería, y aunque suene algo trillado beba mucha agua, muchas veces solemos confundir la sed con el hambre y además el agua nos ayuda a desintoxicar el organismo.

Es importante también aumentar el consumo de fibra, ya que esta aparte de generar saciedad, ayuda a limpiar nuestro intestino recogiendo moléculas de grasas dañinas (mejor conocidas como colesterol LDL), además disminuyen el abultamiento en el vientre ya que favorecen el transito intestinal, consiguen que los azucares sean absorbidos más lentamente en el intestino evitando una subida brusca del nivel de glucosa en sangre y lo mejor de todo es que no solo la encontramos en los alimentos integrales, sino también en vegetales crudos y cereales.

Y ya que estamos adoptando hábitos saludables, no existe mejor momento que este para crear una rutina de ejercicios que nos ayude a perder peso, muy sabiamente se dice que la dieta por si sola no hace milagros, por lo cual siempre es necesaria la ayuda de la actividad física, además, con ello estamos fortaleciendo nuestro organismo. Para comenzar, podemos hacer una simple caminata de 30 minutos a un paso sostenido, en el que podamos mantener una conversación y progresivamente ir aumentando la intensidad y la distancia.

Otra de las estrategias para que se nos haga más sencillo el cambio es convertirlo en rutina familiar, invite a su pareja, sus padres, hermanos e hijos para que dejen de lado los hábitos alimentarios inadecuados y los sustituyan por otros más saludables.

Trate de mantener estos nuevos hábitos por lo menos durante el primer mes y verá que luego se convierte nuevamente en una sana rutina. ¡Pongalo en práctica, el momento es ahora!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s