Navidad y Año Nuevo, época para compartir y deleitarnos con los sabores

En las fiestas decembrinas venezolanas el plato principal es la hallaca, realizada con alimentos soberanos y de otras tierras con varias técnicas de preparación nativas y de otras culturas alimentarias, pero indiscutiblemente por su combinación de ricos sabores es un plato nacional que identifica al venezolano más que cualquier otra preparación.

La hallaca es el  resultado del proceso histórico que ha vivido nuestra sociedad, símbolo del mestizaje, en la que se combinan costumbres y formas de preparación africana, europea y americana, dando como resultado este saboroso alimento, ingrediente principal del plato navideño.

En todas las regiones del país es elaborada  más o menos idéntica en forma, ya que la variedad radica en el relleno y la fuerza de nutriente es igual. La hallaca es símbolo de unificación,  porque en cualquier  lugar  del mundo que  estemos no se puede saltar de la memoria gustativa en temporada navideña esta preparación, que es una de las  más representativas de la gastronomía venezolana.

La hallaca contiene una variedad de productos que están en el Trompo de los Alimentos, como la harina de maíz, carne, pollo, vegetales y el aceite. Su consumo es nutritivo, ya que aporta carbohidratos que proporcionan energía,  otros nutrientes como vitaminas A, B y E se obtienen por medio de los vegeteles y especias que están en el guiso, aunque fundamentalmente aporta proteínas y grasas. Las aceitunas son laxantes, facilitan la secreción biliar y al buen funcionamiento del hígado, en el caso de las pasas contiene la vitamina E con alto poder antioxidante, hasta el onoto saborizante natural que es utilizado para la parte estética del plato en el color, además aporta hierro a través de las carnes que conforman el guiso. Los ácidos grasos esenciales del aceite de maíz aportan energía al organismo.

En definitiva la hallaca es un plato que está compuesto por una gran variedad de alimentos que aportan nutrientes, sin embargo, es importante señalar que el consumo de esta rica preparación  debe de forma moderada porque aporta gran cantidad de grasas y calorías lo que sumado a las otras preparaciones que se consumen en la cena de Navidad y Año Nuevo, como dulces de lechosa, cabello de ángel, negro en camisa, además del pernil, ensalada de gallina aunado al consumo de bebidas alcohólicas, se supera enormemente el requerimiento diario de alimentos que se deben ingerir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s