Del conuco a los alimentos orgánicos

En el marco de la campaña “Agarra Dato, Come Sano” del Instituto Nacional de Nutrición, es importante tener claro que siempre debemos hablar de la alimentación como un derecho humano fundamental y también como un acto de autonomía, ya que podemos rememorar las parcelas de nuestros aborígenes llamados conucos, palabra vernácula de raíz en la lengua de los Tainos[1]. Los conucos son espacios de producción para la alimentación. En estas parcelas se solía sembrar lo necesario (frutas, verduras y plantas medicinales). Es de esta manera como la práctica albergó una cantidad de conocimiento sobre los ciclos climáticos, lunares, las estaciones de lluvias, control de plagas, entre otros. Esta acumulación de saberes se le conoce como Sabiduría Ancestral, que forma parte fundamental de la cultura alimentaria que estamos promocionando.

Podemos decir que los alimentos producidos en los conucos de los siglos pasados por nuestros aborígenes eran orgánicos porque en esos tiempos no existía el uso de fungicidas y fertilizantes (químicos). Asimismo la práctica, la producción y el consumo no alteraban el medio ambiente y la biodiversidad. Es decir era una agricultura de bajo impacto que respetaba todo el equilibrio y el proceso de la producción de los alimentos.

En la actualidad esta elaboración y consumo de alimentos orgánicos se le denomina producción agroecológica y se ha convertido en tendencia y otra alternativa para los consumidores, gracias a que algunas poblaciones han concientizado el tema del uso intensivo de los agroquímicos y sus consecuencias tanto en la salud y el medio ambiente. Por otra parte el programa de agricultura orgánica de la FAO[2] se refiere a los alimentos orgánicos como aquellos de alta carga nutricional, ya que al respetarse los tiempos de desarrollo de las plantas, cereales y frutas logran obtener mayores concentraciones de minerales, antioxidantes y de vitaminas, por lo tanto su sabor, color y aroma es de mayor calidad.

Alemania es el país con mayor tradición en producción, consumo, distribución y comercialización de alimentos orgánicos.[3] En Centroamérica México es el principal país productor de alimentos orgánicos, sin embargo, un buen porcentaje de estos productos se exportan, principalmente a la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá (Pérez y otros 2012).

¿Qué hace Venezuela en este tema?

Desde unos años que los pobladores, poder popular, colectivos, movimiento sociales a través de campañas han iniciados los debates sobre el tema de la semilla genéticamente modificada; las acciones dieron sus frutos y en el 2013 se diseño la Ley de Semillas presentada en la Asamblea Nacional (en discusión). Su objetivo es regular desde una perspectiva agroecológica la promoción, certificación, distribución y comercialización de semillas en la República Bolivariana de Venezuela[4] Unido a esto, en el mes de agosto se inició el primer registro de alimentos orgánicos además del mercado de productores de alimentos orgánicos y alimentos autóctonos en la ciudad de Caracas y en otras regiones como Mérida también se ha iniciado los primeros acercamientos.

Otra iniciativa fue la creación de la Escuela Venezolana de Alimentación y Nutrición (EVAN) del Instituto Nacional de Nutrición, ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Alimentación. En esta escuela se lleva a cabo la formación en diversos temas de alimentación y nutrición en el marco de la Seguridad y Soberanía Alimentaria.

Además se creó el PNF en Seguridad Alimentaria y Cultura Nutricional que tiene como finalidad formar profesionales para la gestión de la seguridad alimentaria, para garantizar el acceso oportuno y el procesamiento adecuado de los alimentos, respondiendo a las particularidades del territorio y a la preservación de la cultura alimentaria que consoliden los principios y valores del Vivir Bien.

En conclusión todas estas iniciativas del Gobierno Bolivariano son alternativas para fomentar la producción agroecológica de alimentos que contribuyen a garantizar la producción y distribución de alimentos soberanos en nuestro país.

Fuente:

[1] Sistema de producción agrícola: el conuco y el trapiche 2008. (5/9/2014) En línea: http://encontrarte.aporrea.org/100/creadores/a10329.html

[2] Organic Agriculture (5/9/2014) En línea: http://www.fao.org/organicag/oa-faq/es/

[3] Los mercados mundiales de frutas y verduras orgánicas (5/9/2014) En línea: http://www.fao.org/docrep/004/y1669s/y1669s09.htm

[4] Ley de semilla disponible http://laguarura.net/wp-content/uploads/2013/10/LEY-DE-SEMILLAS-DOCUMENTO-DEFINITIVO-DEL-25-DE-SEPTIEMBRE-DE-2013.doc.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s