La contraloría social contribuye a que la alimentación sea un derecho humano fundamental

El avance del país en cuanto a políticas alimentarias y nutricionales es contundente y el impulso de la Misión Alimentación como motor fundamental garantiza que estos cambios sean irreversibles y que no se detendrá el camino hacia el logro de la soberanía alimentaria. Esto ha sido un gran logro a pesar de que la economía venezolana se ha visto atropellada por sectores capitalistas que buscan la acumulación de ganancias a costa de ofrecer productos y alimentos que muestran una excesiva alza o incremento mayor en cuanto a sus costos, generando un bombardeo directo a un derecho tan fundamental, como lo es el acceso a la alimentación.

La Misión Alimentación ha contribuido a romper con el acaparamiento y los altos costos a los cuales estaba sometida la población por las cadenas de mercados privados y compañías transnacionales que producen, distribuyen y comercializan alimentos. De esta manera se garantiza el acceso oportuno (físico: presencia constante de alimentos, económico: precios accesibles) de los alimentos y gracias a estas medidas del Gobierno Bolivariano se produjo un aumento sostenido en el consumo de energía y nutrientes en la población venezolana.

Unido a esto, otra de las medidas llevadas a cabo por el Estado es el control de precios, que ha permitido detener el incremento en los mismos. Con esto se combaten las estrategias de dominación de mercado como el desabastecimiento y el acaparamiento que ha padecido la población desde la IV República, sometiendo al pueblo a las condiciones de los costos impuestos por los sectores de poder monopólico auspiciados por los intereses internacionales.

Las prácticas especulativas han presentado un escenario en donde los márgenes de inflación alcanzan un nivel máximo, limitando la adquisición de la población en materia de alimentos, disminuyendo el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas e impidiendo el progreso en el plano económico de las distintas alternativas de producción, frenando así las posibles iniciativas empresariales de la población.

Para contrarrestar esta situación se ha conformado la Red de Defensores y Defensoras de la Seguridad y Soberanía Alimentaria (REDSSA), por medio de la cual el pueblo organizado puede trabajar hombro a hombro con el Gobierno Bolivariano. La REDSSA es una red que desde el trabajo articulado a nivel comunal y popular, conjuga lo local con lo regional y nacional para vigilar, denunciar y movilizarse con las instituciones públicas para combatir el acaparamiento, la escasez y la especulación y de forma estratégica, sembrar las bases de una nueva cultura alimentaria que supere las nocivas necesidades alimentarias que el capitalismo creó para someter a los pueblos y enriquecerse a costa de su salud.

Esta red es una estructura desplegada en cada estado del país que puede dar respuesta inmediata ante el acaparamiento y especulación con los productos alimentarios, además busca que el pueblo organizado pueda empoderarse de los medios de producción para garantizar el autoabastecimiento.

¿Qué acciones concretas realiza la REDDSA en defensa de la Seguridad y Soberanía Alimentaria?
•    Inteligencia popular contra el acaparamiento y el boicot.
•    Fiscalización y Contraloría Popular de los comercios y expendios de alimentos, trabajo articulado con la Misión Alimentación y los roganismos responsables como SADA (silos y abastecimiento), Superintendencia de Precios Justos (alimentos y otros artículos).
•    Denuncia ante el acaparamiento y especulación en la venta de productos alimenticios.
•    Formación de la ciudadanía contra las compras nerviosas y el acaparamiento.
•    Entrega de volantes en la calle y uso de megáfonos para promocionar la nueva cultura alimentaria.
•    Formulación de proyectos productivos, de procesamiento, distribución e intercambio comunitario que favorezcan la Misión Alimentación y por tanto, la Seguridad y Soberanía Alimentaria.
•    Promoción de hábitos alimentarios cada vez más soberanos, rescatando lo nuestro y superando los hábitos perjudiciales de alimentación que impone el mercado y sus trasnacionales de alimentos a través de la publicidad.

Fuente:
Instituto Nacional de Nutrición (2012). Red de Defensores y Defensoras de la Seguridad y Soberanía Alimentaria. ¡Ejerce la Contraloría Social! Folleto Informativo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s