El rol del nutricionista como servidor público

Según la Ley de Ejercicio de la Profesión del Licenciado en Nutrición y Dietética se entiende por ejercicio de ésta el cumplimiento de las actividades encaminadas a investigar, ejercitar, promover, evaluar, conservar, defender y rehabilitar el estado nutricional de la población en todos sus órdenes sociales y en las actividades inherentes a la alimentación, producción, conservación, almacenamiento, fortificación, propaganda del alimento y productos alimenticios, sin perjuicio de aquellas que, en la aplicación de su propia Ley de ejercicio, puedan ser ejercidas por otros profesionales.

Esto quiere decir que los licenciados en nutrición y dietética tienen la ventaja de que aunque son personal formado en las ciencias médicas, pueden aportar valiosos conocimientos al país desde diversos ámbitos que tributarán siempre de manera individual o colectiva al mejoramiento de la salud.

Al ser tan amplio su campo de acción, estos profesionales ejercen en cuatro áreas principales: a) la gerencia de comedores públicos o privados, b) la atención a pacientes con el fin garantizar el restablecimiento de su salud mediante planes de alimentación individualizados, c) el área de salud pública no asistencial, en donde desempeñan labores diversas desde la recolección y análisis de estadísticas hasta la creación de políticas públicas encaminadas a mejorar el estado nutricional y d) el área de investigaciones, relacionada con la creación y producción de alimentos.

A pesar de que son campos distintos, hay un elemento en común en todas las actividades que realiza un nutricionista-dietista, este punto de encuentro es la Educación Alimentaria y Nutricional, la cual es más representativa en los tres primeros campos mencionados anteriormente.

En un comedor el nutricionista-dietista es el encargado de velar por el cumplimiento de la buena calidad, tanto nutricional como organoléptica de las comidas que conforman los menús, unido a esto, debe estar atento al personal a su cargo, verificando constantemente las normas de higiene, formándolo constantemente en estas materias.

Por otro lado, el nutricionista-dietista encargado de elaborar los planes de alimentación individualizados además de calcularlos, debe informar debidamente al paciente acerca de los alimentos recomendados según su patología y resolver todas las dudas que tenga, lo cual involucra también a la Educación Alimentaria y Nutricional.

El nutricionista-dietista que labora en una institución de salud pública no asistencial está relacionado directamente con la utilización de las estadísticas y demás datos disponibles para la planificación de las políticas públicas y las diversas campañas educativas que fomenten los buenos hábitos alimentarios y la actividad física.

Por último, en el área de salud pública no asistencial merece una mención aparte la Educación Alimentaria y Nutricional en la escuela, pues aprovechar este espacio para iniciar a los niños en la alimentación saludable es una tarea fundamental. Las estrategias en esta materia dirigidas a niños, niñas y adolescentes deben presentar los contenidos de una forma lúdica, en un lenguaje claro y sencillo que les permita divertirse y apropiarse del conocimiento que después multiplicarán en sus hogares.

Sea de cualquier área, uno de los retos más grandes al que se enfrenta el nutricionista- dietista al ejecutar una intervención de Educación Alimentaria y Nutricional es el de lograr que los hábitos recomendados se instauren a lo largo del tiempo. En este sentido, el nutricionista-dietista como servidor público debe conseguir que los planes y políticas tengan continuidad, incluyendo en la planificación de los mismos y de una manera más pertinente a la población, no como sujetos de análisis sino como seres que desde su visión, sus costumbres y necesidades; contribuirán a la promoción de la salud a través de una alimentación adecuada.

Fuente:
Ley de Ejercicio de la Profesión del Licenciado en Nutrición y Dietética. Gaceta Oficial Nº 36.526 del 27 de agosto de 1998

En línea:
http://actualidadlaboral.com.ve/admini/wp-content/uploads/Ley%20de%20Ejercicio%20de%20la%20Profesion%20del%20Licenciado%20en%20Nutricion%20y%20Dietetica%20-Gaceta%20Oficial%20N36526%20de%20fecha%2027%20de%20agosto%20de%201998.pdf. Recuperado 01/10/14

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s