Una propuesta de clasificación de alimentos para los pueblos indígenas venezolanos

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela reconoce la existencia de diversos pueblos originarios, culturalmente diversos, que no comparten los mismos hábitos alimentarios de la población criolla venezolana. En el marco de la interculturalidad plasmada en el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2007-2013, el Instituto Nacional de Nutrición propuso desarrollar una clasificación para los alimentos con un enfoque intercultural, creando un espacio para la identificación, construcción, reconstrucción y multiplicación de saberes en forma conjunta con los pueblos indígenas que hacen vida en el territorio nacional.

De esta forma se propuso un proceso de consulta y participación de representantes de los estados con población indígena, a partir de la siguiente hipótesis de trabajo: “La alimentación parte de la cosmovisión y el régimen alimentario propio de cada pueblo originario”. En base a esto surgieron los siguientes escenarios:

1.    Pérdida total de las prácticas ancestrales de alimentación.
2.    Mantenimiento de los hábitos ancestrales y formas de producción.
3.    Practicas ancestrales y formas de producción unidas a alimentos “no indígenas”.

Construcción conjunta del Trompo Indígena de los Alimentos
Mediante un proceso de consulta y participación de representantes de diversos pueblos indígenas se concretó el Primer Encuentro Indígena para la Política Nutricional en el 2008, que suministró la información necesaria para la creación de un Trompo Indígena de los Alimentos, como ejemplo de una política pública diseñada en conjunto con representantes de pueblos indígenas.
Esta propuesta atravesó un proceso de verificación y comprobación con representantes de comunidades indígenas, como paso previo antes de su difusión a las comunidades y espacios educativos.

En este “Primer Encuentro Indígena para la Política Nutricional” participaron representantes de los siguientes pueblos originarios: Kariña (Monagas), Kariña (Bolívar), Kariña (Anzoátegui), Warao (Monagas), Warao (Delta Amacuro), Chaima (Sucre), Chaima (Monagas), Pemón (Bolívar), Guahibo (Amazonas), Cumanagoto (Anzoátegui), Añú (Zulia), Wayúu (Zulia), Kuiva-Hiwi (Apure), Yaruro-Pumé (Apure)

La propuesta del Trompo Indígena de los Alimentos intenta garantizar la diversidad en la alimentación de los pueblos y comunidades indígenas, satisfaciendo las necesidades nutricionales que se traduzcan en un óptimo estado de salud, respetando las formas tradicionales de preparación, disponibilidad según región, entre otros factores. Desde su implementación en el año 2008, se ha venido evaluando el funcionamiento y eficacia del Trompo Indígena de los Alimentos, notándose que han existido ciertas dificultades en su aplicación en comunidades indígenas. Entre las problemáticas se pueden mencionar las siguientes:

1. Fue concebido como un solo esquema clasificatorio para todas las etnias indígenas de Venezuela.
2. No toma en consideración los procesos de apropiación cultural e integración de la gran mayoría de los pueblos indígenas con el resto de la sociedad occidental criolla.
3. No está acompañado de una campaña comunicacional que explique cómo comer de forma equilibrada.
4. Desde su misma concepción, las clasificaciones alimentarias no reconocen el carácter de hecho social total de la alimentación, así como su dinamismo.

Para dar respuesta a estas situaciones, el Instituto Nacional de Nutrición como ente rector de políticas nutricionales en Venezuela pretende entre sus planes, programas y proyectos, desarrollar las siguientes líneas de trabajo con respecto a esta clasificación de alimentos para los pueblos originarios:

•    Presentar una metodología para evaluar el Trompo Indígena de los Alimentos, como recurso didáctico y su adaptación a las realidades de los diferentes pueblos indígenas.
•    Proponer alternativas bajo el esquema del Trompo Indígena de los Alimentos, que se adapten a las particularidades ecológicas regionales, respetando las diferencias culturales, sociales y religiosas de los diferentes pueblos indígenas que hacen vida en el territorio nacional.
•    Promover la alimentación saludable en los diferentes pueblos indígenas como una política de Estado, integrada con los otros entes que tienen injerencia en el tema alimentario, y respetando la construcción colectiva de las políticas y estrategias a implementar.
•    Generar políticas públicas desde el Instituto Nacional de Nutrición y la Misión Alimentación que se encuentren adaptadas tanto a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela como en el marco estratégico 2010 – 2019 de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en lo relativo a los pueblos indígenas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s