Conoce una de las historias del origen de la hallaca

Los dos grupos inmigratorios más importantes en la conformación de la población venezolana después de la época de la colonización, cumplida entre los siglos XV y XVIII fueron los españoles y los negros africanos, intensificándose la presencia de estos últimos con el desarrollo creciente de las plantaciones de cacao en el siglo XVIII. Ellos, junto con los indígenas, poblaron el territorio nacional e influyeron decisivamente en la gastronomía nacional, por medio de la fusión progresiva de alimentos y técnicas, dando como resultado un mestizaje en las ollas de la cocina similar al que se dio en la sangre, en la lengua y en los estilos artísticos.

Hay que tener claro que los platos típicos venezolanos más importantes son fieles representantes del fenómeno del mestizaje. La hallaca es una expresión visible de este proceso. Cada ingrediente tiene sus raíces diversas. La hoja de plátano, usada tanto por el negro africano como por el indio americano, es el envoltorio que la cobija; al descubrirla, traemos al presente nuestro pasado indígena, pues la masa de maíz coloreada con onoto es la que nos recibe con su esplendoroso color amarillo; luego, en su interior se deja apreciar la llegada de los españoles a estas tierras, por medio de las carnes de gallina, cerdo y res, así como las aceitunas, alcaparras y pasas.

Según el historiador Francisco Herrera Luque, la hallaca a diferencia de lo que se ha pensado no tiene su origen en la abundancia, nació de la tristeza y del hambre y se utilizó como símbolo de dominación. Este autor respalda la vieja leyenda caraqueña que señala al Gobernador Don Sancho de Alquiza, como el inventor de este delicioso plato venezolano.

Durante la gestión de Don Sancho el antiguo camino de la Marina, que conducía por el cerro hacia el vecino Puerto de la Guaira, dejó de ser un sendero ancho para embaldosarse con piedras arrancadas de la montaña. Este trabajo era realizado por los indígenas, los cuales morían en gran cantidad por el duro esfuerzo que hacían. El gobernador se entera de la situación y al observar el estado de desnutrición en el que se encontraban los indígenas que trabajaban a su cargo que sólo consumían una pasta de maíz, sin sal, envuelta en hojas de plátano, decide que en adelante se recogerían la mitad de las sobras de todas las casas, destinando la otra mitad para la alimentación para los cerdos. para que sirvan de guiso y consistencia a ese pobre mazacote de maíz.

Sin embargo, los ciudadanos, valoraban más a un cerdo gordo que a un indígena sano, por lo cual los animales se llevaban la mejor parte. Esto ocasionó que, semanas antes de la navidad, se desatara una epidemia de disentería, la cual cobró más vidas indígenas que la mala alimentación que llevaban antes de aplicar la brillante idea del gobernador.

El gobernador consulta al Obispo por lo sucedido y este sorprendido asegura que tales acciones no podían quedar sin castigo, por eso Don Sancho impone a los caraqueños la penitencia de comer durante todo el mes de diciembre y hasta el fin de los siglos mazacote de maíz con sobras de picadillo, envueltas en la miserable hoja de plátano que ocultó la desgracia.

Y los caraqueños cumplieron, sin embargo, siglo tras siglo los habitantes pagaron su culpa, pero el inocente obispo no especificó la procedencia ni la calidad de los picadillos, por tanto, lo que al principio fue bazofia, no lo fue así para los penitentes, quienes hicieron sus picadillos con buen jamón, buenas piernas de gallina, aceitunas, tocinos y hasta las sobras de vino que allí conseguían, naciendo de esta forma la popular hallaca que disfrutamos cada diciembre.

Fuente consultada:
Manuel Taibo (2007). La hallaca, tan criolla como el camino de los españoles. Recuperado el día 19/12/14 en: http://www.aporrea.org/actualidad/a47847.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s