El consumo de trigo afecta la Soberanía Alimentaria del país

En Venezuela tenemos un excesivo consumo de trigo que está vulnerando nuestra soberanía alimentaria, nos hace dependiente de importaciones, pues el trigo que se produce en el país es sólo de carácter artesanal. El trigo no es un cereal que se produce en Venezuela para garantizar las demandas que hay en el consumo, solo se cultiva en pequeñas cantidades en algunas regiones como Mérida, Trujillo y Táchira, utilizado principalmente en la preparación de las arepas andinas.

Desde la llegada de los españoles, durante la colonia y las posteriores migraciones europeas que hemos tenido a lo largo de nuestra historia, el trigo se ha ido colando en el consumo cotidiano de la población venezolana a través del pan, galletas, pastas, entre otros. Eso se traduce en que el venezolano depende de los productos derivados del trigo y nos hace vulnerables ante cualquier crisis de importación, por ejemplo en el 2002-2003 durante el paro petrolero la disponibilidad de trigo cayó notablemente.

La harina de trigo se utiliza para la elaboración de alimentos caseros, pastas -por la sémola dura- y también en panes, tortas, tartaletas, pasteles y galletas que vienen acompañados de un alto contenido de calorías, a partir de la combinación de harina de trigo con azúcar. Así, el consumo excesivo de estos carbohidratos desencadena enfermedades como sobrepeso, obesidad, diabetes, hipertensión; además la harina de trigo al ser 100% refinada, tiene un alto contenido de índice glicémico y eleva mucho más la glucosa en sangre que cualquier otro cereal, por lo tanto no es recomendada en personas diabéticas. Otro factor importante es que el trigo contiene gluten, que resulta alergénico para el consumo de niños y niñas, comparado con otros cereales.

Por todo esto se están tomando acciones que ayuden a disminuir ese alto consumo de harina de trigo, a través de una Educación Alimentaria y Nutricional basada en platos y preparaciones soberanas de nuestra cultura alimentaria. Además en el Trompo de los Alimentos no se incluye el pan dentro de la clasificación de granos, cereales, tubérculos y plátanos, porque se quiere disminuir la percepción que tienen los venezolanos de que el pan es el acompañante ideal en cada día. Si contamos con nuestra arepa ¿para qué colocar el pan?

Para finalizar, actualmente el INN promueve el rescate de nuestra cultura ancestral sobre todo en el consumo de tubérculos como ocumo, ñame, yuca y apio, acompañado de los cereales producidos en Venezuela como el maíz y el arroz y trabaja en la elaboración de fórmulas de pastas hechas con arroz y maíz amarillo.

Fuente:

Instituto Nacional de Nutrición. (2010). El consumo de trigo quebranta nuestra soberanía alimentaria. Prensa INN.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s