El vegetarianismo, cuidado con el consumo de algunos nutrientes esenciales

El vegetarianismo no es solo una manera de comer, para algunas personas representa toda una filosofía de vida. Entre los vegetarianos existen desde justificaciones nutricionales (es más saludable), éticas (no matar animales) e incluso razones humanitarias (el consumo de carne es cada vez mayor, los animales de cebo consumen el 35% de los cereales del planeta, mientras que millones de personas mueren por desnutrición). Con base en alguna de estas razones, es bastante significativa la población que, a nivel mundial, está adoptando este estilo de vida.

Es necesario aclarar que existen varias vertientes del vegetarianismo: Los veganos, que son los vegetarianos estrictos; ellos no consumen lácteos, huevos ni productos animales como carnes, aves, pescado y mariscos; su dieta se basa en cereales, verduras, frutas, legumbres, frutos secos, semillas y grasas o aceites vegetales. Los lacto-ovo-vegetarianos, son aquellos que consumen cereales, verduras, frutas, legumbres, frutos secos, semillas, lácteos y huevos; es decir, dejan de lado solamente las carnes, pescados y mariscos. Los lactovegetarianos, excluyen los huevos, carne y productos del mar de su dieta, pero si consumen lácteos. También se puede considerar como una variante del vegetarianismo a los semivegetarianos, que practican una dieta vegetariana en mayor proporción, pero consumen leche, huevo y ocasionalmente carne, ave o pescado, siendo el pescado el que generalmente consumen más.

El vegetarianismo ha sido, por muchos años, objeto de grandes discusiones pues muchos especialistas de la salud, incluyendo nutricionistas, están en desacuerdo con que esta sea una forma adecuada de alimentarse para la consecución de una salud integral. Esto debido a la posibilidad de enfrentar un déficit de nutrientes esenciales para el desarrollo del organismo.

Por otra parte, hay quienes opinan que con la información adecuada puede alcanzarse una alimentación balanceada sin necesidad de consumir productos de origen animal, obteniendo los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo, incluso sostienen que esta opción es, sin duda, más beneficiosa para la salud de cualquier ser humano.

Si las dietas vegetarianas no están bien planteadas, pueden aparecer deficiencias de ciertos nutrientes aportados en mayor proporción por las carnes rojas, el pollo y el pescado en la alimentación tradicional, como hierro de fácil absorción, zinc y vitamina B12, nutrientes que son particularmente importantes durante el embarazo y etapas de crecimiento y desarrollo como la niñez temprana y la adolescencia, puesto que las necesidades están muy aumentadas. El aporte de calcio y vitamina D también puede verse comprometido debido a la exclusión de huevos, leche y sus derivados de la dieta.

Estos son los riesgos a los que un vegetariano puede enfrentarse, sin embargo, no es imposible contrarrestar esta situación, a través de combinaciones de alimentos, en este caso de origen vegetal, huevos y/o leche, ajustadas a las necesidades o requerimientos energéticos de cada persona, según su edad, sexo y las actividades que practica.

El hierro, mineral importante en la producción de proteínas como la hemoglobina y mioglobina, encargadas de transportar el oxigeno hasta las células del cuerpo, puede estar comprometido en las dietas vegetarianas debido a que el organismo asimila fácilmente el hierro de los alimentos de origen animal (hierro hemínico), pero muestra dificultades para absorber la forma química del hierro de los vegetales (hierro no hemínico). Sin embargo, la combinación adecuada de algunos alimentos vegetales que contienen niveles altos de hierro como: leguminosas, hortalizas, cereales enriquecidos, higos, ciruelas, dátiles y frutos con vitamina C aumentan la absorción de hierro vegetal.

La vitamina B12, es esencial para el crecimiento y la replicación celular, nos protege contra las enfermedades del corazón, protege y repara el ADN para reducir el riesgo de cáncer y ralentiza el envejecimiento. Ella sólo se encuentra en alimentos de origen animal. No existen alimentos de origen vegetal que sean buenas fuentes de vitamina B12 de forma natural; sin embargo, existen algunos alimentos de origen vegetal enriquecidos con B12 que podemos encontrar en el mercado como los cereales, las barritas de cereales, el extracto de levadura, la leche de soja y el tofu. Por eso, toda persona vegetariana debería suplementar su dieta con dicha vitamina. Aquellas mujeres vegetarianas que programan un embarazo deben suplementarse con vitamina B12 antes y durante la gestación.

En cuanto al zinc, son múltiples las funciones que lo convierten en un mineral indispensable para el organismo, tales como formar parte en la división y proliferación celular, mejorar el sistema inmunológico, al igual que participar en los sentidos del olfato y el gusto. En una dieta deficitaria de dicha sustancia, puede producirse una alteración del sistema inmunitario, un retardo en el crecimiento, diarrea, lesiones oculares y de piel. Las dietas vegetarianas pueden encontrarse asociadas a dicho déficit, debido a que este mineral está presente en alimentos como: carnes rojas, ostras, algunos pescados, mariscos y aves de corral, que son excluidos de las dietas vegetarianas. Pero por otro lado hay algunos alimentos de origen vegetal que contienen zinc como: garbanzos, almendras, nueces pecanas, cereales enriquecidos, guisantes y la harina de avena que constituyen una excelente opción para evitar el déficit de este mineral en personas que llevan un régimen dietético vegetariano.

El calcio, es el mineral más abundante en el cuerpo humano, los dientes y los huesos son los que contienen la mayor cantidad. Los tejidos corporales, las neuronas, la sangre y otros líquidos del cuerpo contienen el resto del calcio. El calcio le ayuda al cuerpo con: el desarrollo de huesos y dientes fuertes, la coagulación de la sangre, el envío y recepción de señales nerviosas, la contracción y relajación muscular, la secreción de hormonas y al mantenimiento de un ritmo cardíaco normal. Muchos alimentos contienen calcio, los productos lácteos son la mejor fuente; la leche y sus derivados tales como el yogur y el queso contienen una forma de calcio que el cuerpo puede absorber fácilmente. Sin embargo, podemos encontrarlo también en algunos otros alimentos de origen vegetal como: las hortalizas de hojas verdes como la espinaca, el brócoli, la col rizada y el repollo chino, también el tofu, los nabos, las almendras, las semillas de girasol y los frijoles son buenas fuentes de calcio.

La vitamina D, tiene como funciones en el organismo su intervención en la regulación del metabolismo del calcio y del fósforo aumentando sus niveles óseos, así como su función en el crecimiento y la mineralización ósea y de las yemas dentarias. Los alimentos ricos en vitamina D son los pescados, como el bacalao, las sardinas y el atún, las yemas de los huevos y los productos lácteos, principalmente porque la mayoría están fortificados con ella. Entre los alimentos de origen no animal ricos en vitamina D se encuentran: margarinas, productos de soya y cereales enriquecidos. Para alcanzar el requerimiento de esta vitamina además de ingerirla a través de los alimentos es necesaria la exposición solar de 10 minutos dos o tres veces por semana.

Las dietas vegetarianas, como cualquier otro patrón dietético, presentan riesgos potenciales para la salud, en concreto el consumo deficiente de nutrientes esenciales para el desarrollo adecuado del organismo y el cumplimiento de sus funciones. Sin embargo, cuando se plantean de manera adecuada, balanceando el consumo de los alimentos, orientada por especialistas o por información recolectada de fuentes realmente confiables pueden ser realmente beneficiosas para la salud.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s