Importancia de la antropometría en la evaluación nutricional

La antropometría consiste en la obtención de una serie de medidas de las dimensiones generales del cuerpo. Estas mediciones son muy útiles porque permiten obtener un diagnóstico en relación al estado nutricional, tanto en lo individual como colectivo. Orientan en relación a las acciones que es necesario implementar para mejorar el estado nutricional de la población, mediante la prevención del déficit y/o exceso nutricional y sus consecuencias, tales como las enfermedades crónicas no transmisibles.

Para evaluar el crecimiento de la niña y el niño es necesario conocer la edad, el sexo y algunas dimensiones corporales con ayuda de la antropometría. Estas medidas son sencillas y prácticas y deben hacerse correctamente, además de realizar el registro de las mismas de la manera apropiada, para conocer si la niña, el niño o adulto se encuentra en un estado nutricional adecuado o si por el contrario, tiene algún tipo de malnutrición.

Las mediciones que usualmente se determinan en el primer nivel de atención en salud se relacionan comúnmente con la talla y el peso corporal. Al registrar y analizar las mediciones antropométricas además de poder realizar un diagnóstico nutricional, se pueden detectar situaciones de riesgo y comprobar los cambios en la composición corporal de manera evolutiva.

Estado nutricional
Condición del organismo como resultado del balance entre sus necesidades nutricionales y la ingesta de energía y nutrientes. Es decir la relación entre lo que necesita el organismo para cumplir adecuadamente sus funciones y las sustancias que se ingieren de los alimentos. El estado nutricional depende de múltiples factores: ambientales, genéticos y orgánicos.

¿Cómo se evalúa el estado nutricional?
Uno de los aspectos fundamentales para la evaluación nutricional es el conocimiento del consumo de alimentos en el hogar y en la escuela. Las niñas y los niños menores de 2 años deben mantenerse recibiendo Lactancia Materna a libre demanda desde que nacen y alimentación complementaria adecuada desde el sexto mes.

Otro de los aspectos es la evaluación del peso y talla de acuerdo a su edad. Luego de tomar estas medidas antropométricas se comparan los datos obtenidos con tablas o gráficos que muestran los valores considerados normales para la edad, de esta manera se evalúa el crecimiento y desarrollo en un momento determinado y así podremos evaluar si la niña o el niño presenta un crecimiento normal asociado a un peso de acuerdo a la edad y talla, o si presenta malnutrición ya sea por déficit o por exceso.

Gráficas de peso y talla
La evaluación nutricional antropométrica se estructura a partir de variables obtenidas de los sujetos observados y su comparación con valores de referencia que se presentan generalmente en gráficas; la selección de estos valores se ha discutido ampliamente entre los investigadores de nuestro país, llegándose al consenso de utilizar los valores de referencia recomendados por la Organización Mundial de la Salud para la evaluación y seguimiento del estado nutricional de individuos en el primer nivel de atención en salud.

Los valores de referencia de que es lo “normal” implica seleccionar límites de demarcación o “puntos de corte” que permiten separar los normales de los malnutridos. Usualmente, la fijación de estos límites es arbitraria y dependen de circunstancias como: disponibilidad de recursos para intervenciones, prevalencia de malnutrición y experiencias o límites preestablecidos para ciertas comparaciones.

Cada una de las gráficas de peso para la edad, talla para la edad y peso para la talla contiene ocho curvas que permiten dividir la gráfica en las siguientes zonas:
• Exceso moderado y grave
• Exceso leve
• Riesgo de exceso
• Normal
• Riesgo de déficit
• Déficit leve
• Déficit moderado
• Déficit grave

Procedimiento para utilizar las gráficas de peso y talla
Después de realizar la medición del peso y la talla de la niña y el niño es necesario realizar la clasificación del estado nutricional para evaluar las acciones a llevar a cabo. Se debe hacer lo siguiente:

• Calcular la edad. Es importante la determinación precisa de esta variable, especialmente en el caso de los niños y niñas más pequeños y durante la adolescencia a causa del crecimiento rápido. Se determina por diferencia entre la fecha de nacimiento y la fecha de evaluación en años, meses y días y se debe redondear el mes o año más próximo según la escala de edad en la gráfica a utilizar.
• Realizar la medición del peso y la talla
• Identificar en la parte inferior de la gráfica de peso según el sexo del sujeto a evaluar, el punto de la línea horizontal correspondiente a la edad en años y meses si se trata de peso para la edad o de talla para la edad.
• Identificar el punto correspondiente al valor de peso o de talla, según sea el caso, en la línea vertical de la izquierda.
• El punto se dibuja en la intersección que se forma al prolongar hacia la derecha una línea en sentida horizontal, a partir del valor de peso o talla, con otra línea vertical ascendente a partir de la edad en años y meses.
• En peso para la talla se sigue el mismo procedimiento, pero en la línea horizontal de la parte inferior aparece el valor de la talla y en la vertical de la izquierda el valor del peso.
• En las gráficas se identifican las zonas con la clasificación del estado nutricional. Los valores que coinciden exactamente con la curva siempre se clasificarán en el rango inferior.

Índice de Masa Corporal (IMC)
Es una medida que relaciona el peso con la talla en adultos, la fórmula para calcularlo es la siguiente: Peso (kg) / Talla² (m²)

Procedimiento para utilizar el Índice de Masa Corporal (IMC)
Luego de calcular el IMC se determina el nivel de riesgo para adultos, según la siguiente tabla:

Clasificación del IMC de adultos (Fuente OMS)
Obesidad mórbida: Mayor o igual a 40,00
Obesidad: 30,00 -39,99
Sobrepeso: 25,00 – 29,99
Normal: 18,50 – 24,99
Delgadez leve: 17,00 – 18,49
Delgadez moderada: 16,00 – 16,99
Delgadez intensa: Menor a 16,00

Seguimiento del estado nutricional
Es importante el seguimiento del estado nutricional desde la infancia para evitar cualquier tipo de malnutrición. En el caso del sobrepeso y la obesidad, la principal consecuencia es que aumenta el riesgo de padecer diversos problemas como niveles elevados de colesterol y triglicéridos en sangre, alteración de los niveles de azúcar, complicaciones cardiovasculares, acumulación de grasa en el hígado, dificultad para respirar, problemas en las articulaciones y en la piel, entre otras.

Acciones posteriores a la evaluación nutricional
• Impartir Educación Alimentaria y Nutricional basada en el Trompo de los Alimentos.
• Recomendar estilo de vida sano con un incremento de la actividad física.
• Sugerir limitar futura ganancia de peso en el caso de personas con peso normal.
• Inscribir en Programa Nutricional en caso de bajo peso.
• Observar evolución y referir a consulta especializada si continúa aumento de peso.

Anuncios

7 pensamientos en “Importancia de la antropometría en la evaluación nutricional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s